Me encanta la época decembrina porque siento que la mayoría de la gente está de buenas dada la cercanía del fin de año. Mi impresión es que, a nivel social, todos genuinamente se llenan de buenos deseos y que constantemente están pensando en que el próximo año les vaya mejor. Ahora, estoy consciente de que lo que para alguien puede ser un mejor año no necesariamente lo es para otra persona. Sin embargo, creo que la vibra positiva es más grande que la contraposición de intereses individuales, por lo que, en el agregado, me gusta mucho la época.

No soy muy religiosa, pero bien que festejo la Navidad. Me encantan las cenas, los regalitos, ver las casas decoradas y hasta tengo ya listo mi ugly sweater (con todo y foquitos jejejeje). Como anécdota, han de saber que de chica yo pensaba que mi cumpleaños era un día antes de la Navidad pero estaba equivocada; ya que es un mes antes de la Nochebuena 😂. Sin embargo, una creencia que sí persiste en mí es que a partir de finales de noviembre toda la atmósfera empieza a cambiar y a volverse buena onda y alegre 🎄. Quizá de ahí viene mi anclado gusto por la temporada decembrina.