Colecciono imanes de las ciudades (extranjeras) que visito. Y ya tengo vaaaaaarios, aunque algunos están “repetidos”, en el sentido que compré más de un imán para una misma ciudad, como en el caso de Berlín por ejemplo, jejeje…

Lo cual me deja pensando que me urge conocer más y mejor mi propio país. Es una meta alcanzable, quizá la incluiré en mi bucket list.